Una mujer todo terreno

La idea no es ser perfecta, sino ser única y diferente, ser tú misma. Tampoco es que te creas invencible, sino que abraces la verdadera belleza y seas auténtica con la certeza de que eres realmente preciosa.

La personalidad de una mujer no se puede limitar por las comparaciones que hagan otros, y es peor cuando las haces tú misma. Quiérete y valórate como eres, tu autoestima la determinas tú. Para ello puedes incluir en tu vida diaria algunas prácticas maravillosas para motivarte y entusiasmarte.

  1. Identifica tus puntos fuertes, esas capacidades que te distinguen de otros.
  2. Crea una imagen distintiva. Sé auténtica.
  3. Confía en ti.
  4. Destaca lo que te hace diferente.

Recuerda que detrás de una mujer poderosa está ella misma trabajando por lo que quiere cada día. Ten la conciencia de lo mucho que vales, que mereces todo lo que sueñas, y lo más importante, puedes lograrlo.

Por eso queremos dejarte algunas frases que sirven para empoderarte. Recuérdalas todos los días o cuando más las necesites:

  1. Yo creo el mundo a mi alrededor.
  2. La felicidad está en mí misma. Hoy elijo ser feliz.
  3. El mundo es un lugar maravilloso, y yo lo disfruto.
  4. Hoy voy a hacer de este día diferente.
  5. Hoy pienso en positivo.

La verdadera madurez se encuentra en aceptarnos y querernos como somos. La podemos palpar una vez que somos capaces de dar la vuelta o cambiar de camino si el que andamos no nos gusta o no se ajusta a quienes somos, sin temor al qué dirán y con inteligencia. Así podrás enfrentar confiada el futuro, abrazando tu presente y aprendiendo del pasado. Enfocada, motivada, emprendedora y, además, linda.



Deja tus comentarios aquí: