Una verdadera dosis de Inspirulina

Esta foto me la envió una amiga desde Noruega. Me aseguró que una taza caliente de esta infusión fue suficiente para convertir el invierno nórdico en un paisaje de inspiración amorosa. Nada mejor que una pizca de trópico en aquellas latitudes.



Deja tus comentarios aquí: