Una vida con propósito

¿Cuál es el propósito de la vida? Desde tiempos inmemoriales los humanos nos hemos estado haciendo esta pregunta, pero también buscando la respuesta en el lugar equivocado. Hemos desperdiciado parte de nuestra vida esperando que la explicación nos llegue desde el exterior y nos hemos olvidado de buscarla en el único lugar donde la podemos encontrar: en nuestro corazón. Sin embargo, todas las condiciones están dadas para que iniciemos el reencuentro con nuestro Ser y así poder experimentar una vida más plena, poniendo todas las capacidades con las cuales Dios nos dotó a disposición de una causa mayor que nosotros mismos. Pero solo podremos hacerlo si somos lo suficientemente valientes como para ir a su encuentro. ¿Estás listo para embarcarte en esta nueva etapa de tu viaje? ¿Estás preparado para ir con valentía hacia adelante, conscientemente y con el corazón abierto? ¿Sin negarte a vivir ninguna de las experiencias que la vida quiera regalarte?

1.     Descubre cuáles son tus deseos

Atrévete a escuchar la voz de tu corazón… ¿Hay acaso por ahí algún proyecto, experiencia o aventura por la cual tu corazón palpita? ¿Qué te apasiona y despierta emoción en ti? Esta es la oportunidad para que hagas algo que quizás has estado deseando desde hace tiempo. ¿Tal vez a tu mente esté llegando una gran cantidad de ideas intuitivas?  Para vivir una vida con propósito, hay que permanecer abiertos a los mensajes de nuestro espíritu, con la confianza de que la orientación que recibimos de parte de la inteligencia universal es la adecuada y enrumbarnos sin miedo hacia el logro de nuestros sueños y deseos, escuchando ese llamado de nuestro corazón.

2.     Sé creativo

Este es tu momento, por lo tanto no vaciles en aceptar las oportunidades que tocan a tu puerta. Tienes la capacidad, las aptitudes y habilidades para hacer lo que quieres, Dios te las otorgó cuando decidiste venir a desarrollar esta pasantía llamada vida. Por lo tanto, es el momento ideal para comenzar nuevos proyectos, iniciar nuevas alianzas o establecer acuerdos que expandan tu creatividad y te conecten con tu misión.

3.     Exprésate

Permite que tus verdaderos sentimientos afloren para que comiences a vivir la vida desde tu verdad. Esa verdad que no está definida por los deseos de la mente, sino por la vocecita de Dios que mora en nuestro corazón y que si prestamos la suficiente atención y guardamos silencio por un momento, la podremos escuchar. Haz algo creativo, como dibujar, pintar, cantar, bailar, escribir, tomar fotos y disfrutar de la belleza que está a tu alrededor. Al hacerlo podrás hallar las claves para conectarte con tu propósito de vida. Tienes la capacidad de transformar tus proyectos en algo más, solo tienes que atreverte a dar ese salto de fe y dejar que tu creatividad fluya. Disfruta de la abundancia y la satisfacción que llegarán a tu vida una vez que hayas decidido liberar toda esa energía.

4.     Mantén limpios tus pensamientos

Mantén un flujo continuo de pensamientos positivos y enfocados hacia lo que quieres. Libérate de todo aquello que te impida ver manifestado lo que deseas. La preocupación innecesaria puede paralizarte y conducirte a una falta de confianza en ti mismo. Tomar las decisiones en el momento oportuno será la clave para ir eliminando los obstáculos que se te presenten, pero si tu mente está llena de pensamientos negativos que te generan angustia te será más difícil hacerlo y podrías desviarte de tu camino. Recuerda que esos obstáculos son generados por tus propias creencias, las cuales de la misma forma en que se instalaron también se pueden desinstalar. Es importante también mantener el equilibrio y asegurarte de que te tomes el tiempo necesario para divertirte y disfrutar del proceso, pues esta es una de las formas de mantener los pensamientos negativos fuera del camino y llenarte de inspiración y nuevas ideas.

5.     Actúa

Es hora de tomar acción y permitir que tu entusiasmo, coraje y autoconfianza emerjan. Confía en tu sabiduría interior y en que sabrás siempre qué hacer, qué será lo mejor y más adecuado para ti, y con esa certeza lánzate a la acción. Cuando escuchamos el llamado de nuestro corazón y nos desprendemos del ego, la presencia de Dios nunca nos abandona. En ti está emergiendo una nueva forma de ser y a medida que vayas madurando hacia tu verdadera esencia, verás cómo tu vida también se va transformando. La actitud de lucha por lograr las cosas será cosa del pasado. Ábrete a los sabios y prácticos consejos que otras personas te quieran transmitir, ya que el Universo los está colocando ahí para ti… ¡no los rechaces!

6.     No hay desafío sin solución

Recuerda que en ti tienes la sabiduría y la capacidad de resolver cualquier desafío que se te pueda presentar, así que aléjate del drama que otros quieran agregar y muéstrate amoroso y compasivo contigo mismo, con aquellos que te rodean y con el desenlace. Nada de castigarte con el látigo de tu juez interior. Deja que la sincronía perfecta del Universo entre en el juego, tú solo ocúpate de hacer tu parte, así como de permitir que otros hagan la suya también.

7.     No le temas a las nuevas oportunidades

Surgirán nuevas oportunidades para darle un inmenso SÍ a la vida, pues recuerda que la energía del cambio se estará manifestando constantemente en tu vida y alrededor de ti. Ya nada será como antes. Es una magnífica oportunidad para tu desarrollo personal y espiritual, si te mantienes conectado con tus emociones en el momento en que surjan. Permite que almas afines te nutran y te brinden su apoyo, no las apartes pues juntos pueden ayudarse mutuamente en hacer que el camino que transitan esté lleno de significado.

8.     Permite que la sabiduría sea tu guía

Siempre sabrás qué hacer o qué acción tomar si escuchas con el corazón abierto. Siempre hay una alternativa que te ofrece mayor paz y tranquilidad, así que ante diferentes opciones, será bueno que te preguntes: «¿Cuál de estas opciones me transmite mayor sensación de paz?». Y luego actuar en función de ello, así estarás haciendo lo que es correcto y lo mejor para ti y para todos, porque todos estamos interconectados. Entrega todas tus preocupaciones y temores a tus guías,  permitiendo que ellos se lleven todo tu estrés y aligeren tus cargas. Verás cómo pronto tu entorno comenzará a reflejar tu paz interior. Un nuevo día está amaneciendo y un nuevo comienzo se está gestando, bajo una atmosfera de paz y armonía que elevará tu energía y permitirá que el poder de la intención se manifieste en tu mundo.



Deja tus comentarios aquí: