Una vida nueva

Usualmente para los inicios de año las personas suelen hacer listas con propósitos que la mayoría de las veces no cumplen porque se pierden en las mismas rutinas y el mismo comportamiento de siempre. Queremos cambios afuera, en el exterior; sin embargo para que un cambio sea sustancioso debe venir desde adentro. Para que se manifieste la verdadera transformación primero debe haber la intención de cambio, trabajar en los pensamientos, meditar seriamente lo que entendemos debe ser diferente y comenzar. Como dice Diego Torres en su canción El mundo sigue igual: «Difícil que algo cambie si no hay ganas de cambiar«.

La gente cree que bajar de peso y/o ahorrar son los únicos objetivos que merecen suma importancia. Claro que es bueno mejorar la salud física y fortalecer nuestras finanzas personales, pero si no se mantiene la decisión, caemos en los mismos malos hábitos alimenticios y en no organizarnos con los gastos. La conversión debe ser interna para que sea consolidada en lo visible. Fortalecernos emocionalmente, concentrándonos en el momento presente, disciplinándonos, apuntar nuestro foco en lo positivo de todo acontecimiento y sobre todo impregnar en cada cosa que hagamos la dedicación y alegría.Una vida nueva requiere de nuevas prácticas. Es así como nos renovamos, como crecemos. Solo basta con intentarlo varias veces. Agregue instrumentos modernos en su catálogo de virtudes. El ser humano es poderoso, con una facilidad de adaptación inconmensurable, diseñado para imaginar, crear y concebir novedades para su bienestar y en pro de su semejante. Deje de apreciar el mundo desde el balcón, decida verlo desde la cima de la montaña y expanda su visión. Recuerde que es parte de este universo y los demás precisan de usted. Cuestiónese que está a su alcance para mejorar su entorno.

Los cambios son necesarios en el diario vivir porque la vida en sí misma es dinámica. No permita que los cambios lleguen a usted forzosamente, invítelos a entrar y déjese llevar. Puede ser en cualquier ocasión, cualquier día, porque cada día es un nuevo inicio.

 

Cambias Tú, Cambia el Mundo. Jaime Leal



Deja tus comentarios aquí: