Uno a uno cambios

Todo cambio en nuestra vida se inicia cuando asumimos el cien por cien de la responsabilidad de lo que decidimos experimentar. En conferencias y charlas cuando alguien me pregunta ¿cómo cambio esta situación? Estoy segura que lo menos que quieren escuchar es que el punto de partida es asumir la responsabilidad de que alguna parte nuestra ha contribuido en crearla y que poseemos la capacidad para revertir o modificar, pero implica un trabajo en nosotros mismos.

Hay otros elementos importantes que considerar a la hora de hablar de cambios con sentido de progreso, no obstante la responsabilidad es el oasis en el desierto, la llave mágica, es el canal directo con el cosmos, universo, dios, vida o como desee usted llamarle, es la contraseña. Nos reconcilia como seres capaces, poseedores de un poder creativo absoluto, nos recuerda que somos la autoridad de nuestra existencia,  es decirle a la vida, aquí vamos de nuevo, esta vez de forma consciente y con tu apoyo.

Nos pasearemos por algunos aspectos en oposición a los que hacemos regularmente. No significan verdades absolutas y sería interesante amigo lector, que trasladase esta información a su vivencia, examine y determine sus propias conclusiones. Recordemos que el cambiar realmente implica una transformación del individuo, convertirse en alguien diferente porque comienza a pensar diferente, es de adentro hacia fuera.

  • Patrones dominantes por consciencia dominante

Somos y a veces de modo excesivo estructurados. Estudios indican que el 95% de las cosas que sentimos, hacemos y pensamos son siempre lo mismo lo que se ha convertido en enemigos a la hora de innovar y crear, realmente estoy convencida de que la mayoría de los seres humanos no se da cuenta de qué esta pensando, haciendo y sintiendo, es decir operamos en modo automático. Obedecemos a programas y condicionamientos que derivan en acciones dependientes, tomar consciencia de ello es ejercer su poder creativo. Los músculos se ejercitan y la mente lo es, desarrollar la habilidad de crear circunstancias  implica estar en fase presente en la propia vida.

  • Vivir por sobrevivir

Cuando siente que está en ese espiral donde las cosas no van bien en su vida, deténgase y tome decisiones en otra dirección, no le dé rienda suelta a la circunstancia, cambie el rumbo nadie lo hará por usted, no se entregue sin condición a la sobrevivencia. Vamos creando a medida que se va decidiendo, usted es un gerundio no participio pasado. Resetéese y recuerde: acciones débiles proceden de pensamientos débiles y vivir no es un mero trámite.

  • Riesgo como amenaza por nuevo concepto de riesgo 

Sentirse amenazado es una de las primeras razones por la que el ser humano se niega a cambiar, lo observamos tanto en el plano personal como profesional en climas laborales. Asociar el riesgo como una actividad responsable detenidamente estudiada y preparada en vez de concebirlo como ganar o perder al azar. Una cosa es prepararse para asumir riesgos entendiendo que se presentaran elementos no previstos y requerimos ser flexibles ante ellos y otra muy distinta ser irresponsables y lanzarse sin ninguna preparación.

  • Expectativas por valoración o apreciación

Cuando se espera por algo y no sucede solemos molestarnos, desmoralizarnos y desilusionarnos. Manténgase valorando lo que piensa, expresa y acciona, pregúntese constantemente si usted está al servicio de sus objetivos y metas y si su mente le acompaña en ello o si ésta viaja al revés de lo que desea.

  • Un cerebro holgazán por un cerebro entrenado

La mente requiere de entrenamiento constante para crear circunstancias, desarrollar habilidades en la dirección que apoye sus objetivos y metas. Identifique las excusas que se da y disóciese de éstas, no corresponden con su poder creativo, esas excusas son parte de su programación.

  • Hábitos sin propósito por hábitos con propósito 

Este ritual hace la diferencia, es crear cosas distintas para generar resultados distintos y monitorearlos. Si continua con las mismas estrategias o con estrategias a medias no obtendrá resultados u obtendrá resultados a medias. De cualquier forma depende de usted, no hay reclamos para nadie más que a usted.

  • Rigidez por flexibilidad mental

Si mantiene todo su mundo relacional pasándolo por el tamiz de que solo lo determinado por su mente y sus razonamientos es lo válido, va encaminando todo por la brecha que crea la tragedia de los deberías. No verá el mundo de posibilidades que se abren ante usted. Salga de la rigidez de su mente y sus conceptos, dese el permiso de aceptar, valorar y respetar nuevas formas de pensamientos y conductas. Somos únicos, con historias únicas como pretender comportamientos iguales.

  • El uso de la técnica por más allá de la técnica

Poner en práctica las técnicas que brindan cualquier metodología o programa es excelente. Solo asegúrese de que las herramientas que utilice naveguen a modo submarino en lo que respecta a su programación, pues lo que habita en ella excede las técnicas dirigidas solamente al intelecto. Le ayudará seguramente a entender el problema, pero sentir el cambio requiere más que entendimiento. Monitoree sus procesos y qué parte de éstos representan dificultad, la superficialidad atenta contra la verdadera transformación y progreso. Es importante que cuente con un conocedor de la materia, que profundice en ello, a éste le será familiar el camino porque lo ha transitado y se lo hará a usted más sencillo.

  • Regularidad por procrastinación

No requiere de mucha explicación. Si de verdad ha decido realizar cambios con sentido de progreso y le está dando la importancia que esto demanda, la frecuencia para ver resultados debe ser constante, sencillamente constante, de lo contrario se estará engañando. La respiración no se negocia, ni se demora, ni se posterga, está allí garantizando que estemos vivos; dele importancia a sus decisiones de cambios, acciones disciplinadas son registradas en nuestra mente.

  • Aprendizaje constante por lo sé todo

No exageremos nadie sabe todo, así que asegúrese de mantenerse aprendiendo y creciendo. Diríjase a sitios y acérquese a personas que poseen una información distinta a la suya que puede compenetrar y completar tus experiencias de vida. Muere si se niega a aprender o si se cree dueño de la verdad, la vida esta compuesta de muy pocos absolutos. Fíjese metas constantemente a medida que va alcanzándolas.

  • Determinación por vacilación

Algo bueno siempre va a pasar si la determinación marca su actuación. A pesar de las circunstancias, del miedo y la duda, de no creer, algo distinto pasará en usted si se atreve. Tendrá en sus manos una ligera ventaja que antes no poseía.

  • Libertad por estabilidad

Revise sus conceptos de libertad y estabilidad porque puede estar encerrándose y garantizándose inacción. Con el mensaje de que ya logre todo lo que me he propuesto permítame recordar que la vida no se detiene hasta que dejamos de existir al menos en este plano.

  • Alimente su mente por remover mala hierba

Obedecemos a un condicionamiento y éste hace acto de aparición permanentemente, aún más cuando enfrentamos situaciones que nos incomodan; de manera que alimentar la mente y regarla cual jardín constantemente con conceptos e información diferente, que cuestione y desmonte lo prefijado transformándolo en aportes a nuestro cambio es una excelente opción.

  • Entrénese para que suceda y espere a que suceda

Acción, acción y más acción enfocada. Perseverar, sugestionar, visualizar, poner a disposición todas las habilidades que posea y entrenarlas en función a sus metas. Alinee todo tu equipo interno: espiritual, mental, emocional, físico y decida. Que las bases sean la sencillez, apertura constante, coherencia y humildad ante la confusión.

Llevar adelante procesos de cambios, requiere de un acompañamiento profesional, es tener a disposición a quien consultar lo que no es evidente pero sabemos están presentes saboteando y obstaculizando nuestro avance o resultado final, elementos que navegan a profundidades importantes. Los cambios son inevitables, siempre estarán allí, pero que deriven en progreso y satisfacción, demanda decisión, compromiso y preparación.



Deja tus comentarios aquí: