Vacaciones con cédula

Haber nacido en un país con semejante diversidad de paisajes es una bendición que debemos aprovechar.

Siempre me pregunto por qué los venezolanos, tan lanzados para un montón de cosas, resultamos tan poco audaces a la hora de organizar las vacaciones en el país.

chiguireGritan ¡Vacaciones! Y nos vamos todos a la costa, preferiblemente la más cercana y al apartamentico que nos prestan desde hace más de 10 años. Yo sé, es sabroso ser local, conocerse el mejor sancocho de pescado, el lugar exacto en que la playa es más calientita, conseguirte a los mismos amigos… pero, ¿y el espíritu de aventura?

Entusiásmense a vivir nuevas experiencias, descubrir otros paisajes, asombren la mirada con otra luz, otros tonos, prueben otros sabores, escuchen otros acentos, otra manera de pasar el tiempo.

Nada te despierta tanto como viajar a un lugar que no conocías y en Venezuela es TANTO lo que podemos descubrir agarrando unas pocas horas de carretera, que vale demasiado la pena dejarse sorprender.

footerPor ejemplo, si ya van a Mérida, paren en Barinas y visiten el Hato El Cristero y luego paren en el piedemonte y hagan rafting en La Acequia. Están en el camino, así no se hace tan larga la manejada y habrán vivido tres experiencias completamente distintas en una misma vacación.

Anímense, que Venezuela es hermosa y hay que recorrerla Al Aire Libre.



Deja tus comentarios aquí: