Vamos a ordenar la habitación de los peroles

Vamos a ordenar la habitación de los peroles

También puede tratarse de un clóset, armario o maletero donde solemos guardar todas las cosas que ya no usamos o aquellas cosas que usamos de vez en cuando y en momentos especiales. Un lugar que en muchas ocasiones carece de orden, está sucio y lleno de polvo. Pocas veces recordamos qué tenemos guardado ahí, y cuando nos ponemos a limpiar y ordenar nos damos cuenta de que no usamos ni la mitad de lo que está metido ahí. ¿Tienes un lugar así? Vamos a ordenarlo y a practicar un poco el desapego.

Si en tu caso tienes un clóset de peroles o el mismo armario de tu ropa y accesorios, será mucho más sencillo ordenar porque ya está dividido. Lo que te toca es hacer inventario, sacar lo que puedes obsequiar, vender o desechar: luego de hacer esta selección puedes comenzar a ordenar.

El espacio superior de tu clóset puede ser bien aprovechado para guardar las cosas que menos usas, como por ejemplo sweaters, trajes de baño o bañadores. En la zona de colgar ganchos se sugiere colocar la ropa delicada. Si es un clóset con cajones o gavetas puedes distribuir las prendas según su nivel de importancia, para que lo que más uses esté siempre disponible y a la mano. En las repisas puedes colocar los productos de higiene personal. Si estás usando alguno, colócalo siempre a la mano, y los productos nuevos ponlos hacia atrás. En la parte de abajo puedes colocar los zapatos. Es ideal si puedes dejarlos en sus cajas para evitar desorden y que ensucien, así están protegidos también.

En el caso de que uses una habitación como ático, busca mantener el orden guardando las cosas según el uso que le des y su importancia. Si la habitación tiene un armario o clóset puedes ordenar como te indicamos anteriormente. Además, puedes colocar repisas en la pared, y usar cestas o cajas debidamente identificadas con las cosas que tienen dentro. Así será más fácil encontrar lo que buscas.

Mantener el cuarto de los peroles limpio y ventilado es tan importante como el orden para encontrar lo que vayas a buscar. De eso dependerá que tus cosas guardadas se conserven mucho mejor y por más tiempo. Puedes usar cestas, cajones, ganchos, repisas y cajas para tener todo organizado y en su lugar.

Recuerda que es importante deshacerte de aquello que no usas, y así practicas un poco el desapego de las cosas materiales. Puedes vender aquello que esté en buen estado y ganar dinero extra; también puedes regalar alguna de tus cosas que pueda serle útil a alguien más, o simplemente puedes desechar aquello que ya no funciona o ya no sirve. Esas cosas que cumplieron un ciclo en tu vida y no necesitas más.

El cuarto de los peroles no tiene que ser la entrada a otra dimensión, ni tampoco un lugar donde habiten animales fantásticos, sino más bien un lugar ordenado, de fácil acceso, hasta podría tener un rincón acogedor para leer o escuchar música y descansar.

Complementa esta lectura con este artículo: 11 hábitos para mantener tu casa organizada.



Deja tus comentarios aquí: