Vegetales fermentados… ¡sistema inmunológico fortalecido!

Vegetales fermentados… ¡sistema inmunológico fortalecido!

En la columna anterior, mencionaba cómo los probióticos o alimentos fermentados contribuyen a mejorar nuestro sistema inmunológico, y como las culturas han hecho uso de estos hasta nuestros días con alimentos como el chucrut o el yogurt para mejorar la flora intestinal. Te hablé de las bebidas o aguas enzimáticas como también se les conoce a los líquidos fermentados tales como el kéfir y el rejuvelac. En esta oportunidad el turno le corresponde a los vegetales fermentados.

Se ha comprobado que el consumo diario de vegetales fermentados realmente contribuye a optimizar nuestra flora intestinal, y una de las investigaciones científicas que avalan esta premisa es el protocolo conocido como GAPS (Gut and Psychology Sydrome) o “Síndrome del intestino y la psicología”, que es un programa nutricional desarrollado por la neuróloga rusa Dra. Natasha Campbell-McBride; entre sus pacientes evaluados se encuentran niños y adultos con autismo, problemas del aprendizaje, y diversos trastornos inmunológicos como la celiaquía.

Ahora bien, si el consumo de vegetales fermentados no forma parte de tus hábitos regulares, es preferible iniciar con una pequeña porción, una cucharadita como máximo en las comidas, y así paulatinamente, porque para algunos puede ser no muy agradable el toque salado agrio de su sabor, y lo más importante es que si no lo has comido nunca y te excedes, los probióticos contenidos en ellos liberan toxinas potentes en el intestino. Por tanto es mejor observar como tolera tu organismo e ir aumentando gradualmente.

Algunos de los beneficios que tienen los vegetales fermentados, aparte de que contienen mayor cantidad de probióticos que los mismos suplementos:

  • Funcionan como un elemento desintoxicante.
  • Representan un excelente quelante natural, vegetales como el repollo, las coles de bruselas y coliflor.
  • Optimiza la flora intestinal, elimina toxinas.
  • Contribuyen a la absorción de minerales.
  • Disminuye el riesgo de sufrir de cáncer.
  • Previene la obesidad y la diabetes.

Lo cierto es que el impacto en nuestra salud es muy positivo, y elaborarlos en casa requiere solo de un poco de organización y seguir el paso a paso con los vegetales, especias y hierbas de tu preferencia, y con el plus de que luego de fermentados pueden ser refrigerados por varios meses. ¿Te animas a incluirlos en tu alimentación?



Deja tus comentarios aquí: