Vive intensamente a pesar del miedo

Vive intensamente a pesar del miedo

¿Te asusta amar de nuevo? ¿Tienes miedo de probar nuevas experiencias? Te entiendo, pero también te tengo una invitación: vive a pesar de tus temores. La existencia es un regalo maravilloso y para experimentarla en todo su esplendor, es preciso que nos atrevamos a superar aquello que nos limita y nos detiene. ¿Te interesa el tema? Sigue leyendo que esto se pone bueno 🙂

Temor a abrir el corazón

Tengo un cliente adolescente que se fue del país y vive una dura transición. Me cuenta que tomó consciencia que no quiere hablar con nadie en su colegio porque espera regresar a Venezuela y no quiere sentir el mismo dolor que sintió al dejar a sus amigos. Me dice que se dio cuenta que prefiere no encariñarse con nadie para no pasar de nuevo por ese dolor que ha sido muy grande para él.

Le digo que entiendo que se está protegiendo porque ese duelo que aún vive fue muy fuerte. Que es probable que si sigue así no le pase nada malo…. pero tampoco le pasará nada bueno. Le hago ver que no sabemos si allí encontrará a su super mejor amigo(a). Alguien que tal vez sea incluso tan o más divertido como ese buen amigo que dejo en Venezuela y que extraña. Le ayudé a ver que con esa decisión se estaría perdiendo de muchas experiencias buenas y conocer gente maravillosa, además sin saber si va a regresar a su país o no. Si bien es difícil para un adolescente entender esto, es una gran lección, darse cuenta que la vida tienes sus riesgos, pero también tiene grandes y maravillosos momentos que merecen ser vividos.

Vive intensamente, allí esta el regalo.

Cuando has sido traicionado en una relación por ejemplo, es sano a continuación ser prudente. Estar con los ojos bien abiertos para saber a quién le entregas tu confianza. Pero, si eligieras no amar más por temor a una nueva decepción, entonces no estarías disfrutando del gran regalo que significa sentir el amor romántico.

Vive a plenitud a pesar de que hay riesgos y no hay garantías ni certezas. La vida es hermosa y esos momentos que te roban el aliento, que te hacen sentir plena(o) no vienen de ir siempre por lo seguro, de seguir recorriendo caminos conocidos. Así que vive intentando expandir tus límites cada día un poco más, venciendo esos pensamientos limitantes y esos temores que hay en tu interior. Cuando mires hacia atrás, te sentirás bien contigo y feliz de haberte atrevido a experimentar todo lo que querías.

Por favor recuerda, esperar a que el miedo se vaya para intentar algo que anhelas no sirve, porque el miedo no va a desaparecer. Lo que te invito a haces es que aún con miedo, des el paso y hagas eso que anhela tu corazón.

«La felicidad es para valientes, atrévete a ir por ella.»

Esta es mi frase favorita y además uno de los nortes en mi vida. Sé que la plenitud no se encuentra en la zona de confort. Te daré un ejemplo, tenía el anhelo de ir al Roraima, un tepuy sagrado en la Gran Sabana. Cada foto que veía de gente estando allí tocaba mi corazón. Pero tenía miedo porque el recorrido era muy exigente físicamente hablando. Decidí hacerlo. Mi deseo original era ir con mi hijo y mis sobrinos, pero no fue posible esta vez. Entonces fui con un grupo organizado por una empresa, gente que en principio fue desconocida, pero luego se convirtieron en maravillosos compañeros de viaje. Esta es una de las experiencias que más atesoro en mi corazón. No sólo el paisaje precioso, sino la energía del lugar y luego la confirmación de que puedo lograr lo que quiera. Si pude recorrer más de 60 kilómetros caminando y escalando en 7 días, puedo lograr lo que quiera.

Una vida maravillosa espera por ti, un amor precioso te aguarda, un trabajo con propósito y que te apasione es posible. Mereces una vida de abundancia y plenitud, y eres tú quien tiene que construirla, así que vamos, que ¡tú puedes!

Foto de Tyler Nix en Unsplash



Deja tus comentarios aquí: