Vive como realmente quieres

Vive como realmente quieres

“Hoy quiero vivir sin darme cuenta”. Mafalda.

 

No existe un manual para saber vivir. La realidad es que nadie sabe cómo hacerlo ya que la vida en sí es la sucesión de una cantidad de eventos, en su mayoría improvisados.

Para los gurús espirituales la esencia de la vida es profundizar en nuestros propósitos y en la misma espiritualidad para darle sentido, sin que importe mucho el cuánto, sino el cómo, cada quien a su ritmo. Un ingrediente fundamental para llevar a cabo este proceso de profundización es la paciencia, esa que te dice que vale la pena esperar por lo que deseamos tener, y que llegará en el momento justo.

La conciencia es otro elemento que hay que cultivar. Esa conexión entre tus emociones y tu mente es clave para vivir en armonía, aprender a superar dificultades sin sentirte fracasado o frustrado, sino más bien fortalecido, al conocer y usar tu capacidad de resiliencia.

Vivir la vida como queremos nos puede enseñar a ver los inconvenientes como oportunidades; a sacar toda nuestra creatividad para solucionarlos, y aprender de cada situación, sin competencias ni carreras por ser mejor que el otro. Siendo tu mismo podrás ser mejor cada día y vivir en franca libertad.

La vida hay que saberla acomodar; reconocer que está hecha tanto de momentos felices como de momentos difíciles, y que la diferencia está en nuestra actitud. Eso sí, sin querer obligar a que las cosas sean siempre como nosotros queremos. Es un viaje que debe ser ligero de creencias limitantes y falsos prejuicios para poder avanzar, llevando solo lo que cabe en el corazón, soltando, fluyendo, dejando ir lo que no nos permita ser y reflejar nuestra esencia.

¿Cómo hacer para que la vida se vuelva liviana y vivir como queremos?

No hay receta para esto, sin embargo, lo que sí es cierto es que a veces llevamos con nosotros mucha ansiedad sobre el futuro y dolor por el pasado. La idea es vivir el presente; lo hecho, hecho está, y lo que nos queda es aprender de ello, tomar lo que nos permita avanzar y dejar lo demás. En cuanto al futuro, hay que trabajarlo desde el presente, es la única manera de tener la certeza de que será muy bueno. Si no estás viviendo la vida que quieres, es momento para un cambio verdadero, conectando con esa versión de ti que es fuerte, sabia y emprendedora.



Deja tus comentarios aquí: