Volver a lo básico

El constante bombardeo de noticias sobre el calentamiento global, la contaminación y la extinción de las especies, tienen a nuestro planeta en alarma de fuego. A través de los medios de comunicación masivos, nos están diciendo constantemente que somos nosotros los responsables de esta tragedia debido a nuestra desmedida ambición y excesivo materialismo, y que por esta razón se hace imperante cambiar nuestros hábitos de consumo.

Ciertamente hay que cambiar, pero lo que no podemos permitir es que se nos eche la responsabilidad de todo lo malo que le ocurre al planeta.

mercadillo_300

Son las grandes corporaciones las que están detrás de todo ese mar de contaminación global.  Son las grandes industrias las que producen toneladas de desechos tóxicos a diario. Y  como si esto fuera poco, son ellas las que promueven campañas masivas con el fin aparente de revertir el problema de la contaminación indiscriminada.

¿Qué debemos hacer entonces para que nuestra actuación como individuos sea mucho mas importante que esas campañas corporativas?

En mi opinión, tenemos que dar un cambio drástico de dirección tomando en nuestras manos lo que ahora está en posesión de unos pocos grandes. Hay que volver a lo básico, a lo “local”. Esta es la manera más simple, pero a la vez más efectiva de tomar acción. Por eso es tan importante trabajar en función de promover la creación de un mayor número de mercados locales en nuestras comunidades.

Pasearse por las pequeñas tiendas de libros, música o arte, es sin duda alguna, una experiencia mucho mas relajante que ir de compras a las grandes cadenas de tiendas por departamento.

Esa misma sensación de deleite nos atrapa al visitar los mercadillos  locales con sus productos llenos de color y  mucho más frescos que los que nos ofrecen las grandes redes de supermercados. Además, nos vamos satisfechos con la convicción de  que hemos pagado el precio justo por una mayor calidad, sin tener la  necesidad de aportar cuotas extra por concepto de transporte, empaquetamiento  o publicidad. Y como son manejados por personas que viven en nuestra área,  el trato hacia el consumidor se vuelve mas cálido y personal, estableciendo una conexión directa entre el vendedor y nosotros como clientes.

mercadill2_300Afortunadamente, cada día más personas se integran a esta tendencia. Vemos, por ejemplo, como muchos de nosotros nos estamos alejando de nuestras dietas a base de alimentos procesados y con preservativos, para darle la bienvenida a una rutina alimenticia mas fresca y natural.

Librerías,  consultorios médicos, artistas, arquitectos, diseñadores y ciudadanos en general, están rechazando la comercialización de sus actividades y profesiones, a favor de prácticas mucho más simples y ambientalistas.

Los medios de comunicación locales también están ejerciendo un importante rol ayudando a las personas a reconectarse con sus comunidades.

Y es que en esta era de crisis ecológica, donde adaptarse es crucial para responder a las necesidades del mercado, la tendencia hacia lo local es una necesidad que está emergiendo con bastante madurez y responsabilidad. 

 



Deja tus comentarios aquí: