Volviendo a mí

Volviendo a mí

El titulo de este post tal vez te haga sentir un poco de nostalgia o quizás puedas percibir la nostalgia que hay en mí. Esta frase “volver a mi” ha estado rondando mi cabeza hace meses, pero no fue hasta hace un par de días que surgió tal cual en mi mente. 

Había querido escribir para Inspirulina desde hace tiempo y no lo había logrado, pues me gusta hacerlo desde mis experiencias y emociones y no coincidía en nada. ¿Les ha pasado que siente que viven en incoherencia? Quiero decir como que lo que les sucede en la cotidianidad no es lo que ustedes quieren, y además es injusto porque resulta que hacen todo para lograr sus metas, pero sencillamente estas no se dan. Y cuando hablo de metas me refiero hasta la más pequeñita como levantarse temprano ir a caminar y después desayunar. 

Además, esto viene con una carga de apatía o desmotivación que no cuadra con nada y que hace que te sientas retrasada, aburrida e incluso mal humorada y aunque hay ganas de hacer las cosas, la voluntad pareciera que se fue de fiesta. ¿Te ha pasado? Por favor dime que no estoy sola en este mundo. 

Para lograr levantarme llegó a mi mente de forma muy contundente volver a mí, a esa persona entusiasta, positiva y de vibra alta que siempre soy pero que en algún momento en estos meses se perdió, como Alicia en el país de las maravillas caí en un agujero hacia otro mundo. 

“Si no sabes a dónde vas, cualquier camino puede llevarte ahí”. Gato de Cheshire

Por eso para volver a mí, decidí que mi camino era volver a escribir y a compartir mis experiencias desde el corazón como en una oportunidad me dijo Eli Bravo, y hacer las cosas que más resuenan conmigo y me hacen feliz. Conectar con mi propio yo, ese que siempre me invita a ver lo mejor de cada día y en los pequeños detalles, además de estar siempre agradecida de cada despertar, de cada respiración y de cada una de las oportunidades que me brinda el mundo donde estoy. 

Volver a ti, es reconocer que tienes el potencial de hacer cosas increíbles siempre que sea tu deseo de corazón, es encontrar que el éxito en tu rutina diaria es el hecho de estar viva y saber con la mayor de las certezas que tu mundo lo creas tu a partir de tu actitud ante las adversidades, y que además puedes crear uno bonito, que realmente te guste y puedas compartir. 

Para volver a ti, no tienes que buscar afuera sino dentro tuyo porque es ahí donde están todas las respuestas. Nuestra mente y nuestro cuerpo son los mas grandes aliados para seguir en nuestro camino aun con alteraciones e incoherencias, solo basta con creer que podemos lograr algo para hacerlo y sentirnos bien y felices mientras seguimos andando en esta vida.

Vuelve a ti y reconecta contigo, con lo que te gusta, lo que te hace reír y ser de verdad tu. Comienza desde lo más pequeño, eso que más te gusta hacer y que alimenta tu ser para hacerte feliz.



Deja tus comentarios aquí: