Vuelve al presente

Vivir en el presente es una decisión, es un acto voluntario que te permite disfrutar de la fuente ilimitada de posibilidades que habita dentro de ti.

Cuando eliges dejar de preocuparte y en cambio colaborar con el fluir de la vida en el aquí y el ahora, ocurre un gran cambio de percepción en ti. Sales de una conciencia de estrés, culpa o ansiedad y te abres a una consciencia receptiva donde reconoces que puedes ser feliz ahora, aceptando tu vida tal y como es hoy.

Cuando tomas la responsabilidad de tu vida y te adentras en el presente, activas la comunicación con tu Guía Interior, surge un estado mental renovado que te capacita a soltar los apegos pasado, así como las ansiedades futuras. Tu naturaleza creativa vuelve a ti y de esta forma reconoces que la solución a cualquier circunstancia en tu vida, sólo te llega cuando estás abierto a tu bienestar y conectado con el presente.

Vivir en el ahora te permite tomar acciones internas y externas adecuadas ante lo que se presenta en el momento; a decidir dar lo mejor de ti en cada instante sin importar tus elecciones pasadas y desapegándote de los resultados futuros. Confías en que la vida trae a ti justo lo que requieres en cada experiencia y en que sabrás resolver lo que necesites, porque estás permitiéndo que tu sabiduría interna te guíe.

Al vivir en el presente, sueltas la necesidad de actuar para recibir reconocimiento o gratificación, actúas sin miedo siguiendo las amorosas pautas de tu Maestro de paz, el cual te brinda una visión de claridad y te capacita a vivir desde tu verdad. En el presente dejas de limitarte, das de ti por el gozo de dar, vives contigo de modo incondicional y te realizas en el simple hecho de permitirte ser tú mismo.

Cuando vives en el ahora, comienzas a disfrutar el recorrido de la vida y te percatas de posibilidades que nunca habías contemplado. Al estar presente, comprendes que ninguna situación puede solucionarse desde la angustia o la preocupación.

Estar despierto es vivir disfrutando el presente. Estar dormido es vivir renegando por el pasado que ya se fue; o angustiado por el futuro que no ha llegado. 

Vivir en el pasado es generar un estado mental de ilusión donde arrastras lo que ya ocurrió hacia el ahora y, por lo tanto, lo empañas, impidiendo ver la realidad del presente. Cuando nublas tu visión, proyectas tu pasado temeroso hacia el futuro, generas resoluciones conflictivas y te enfocas en ellas produciendo preocupación.

Cuando vives en el ahora, no te preocupas, sino que confías y te ocupas. Al confiar en la vida, vas tomando cada vez más responsabilidad por todos tus asuntos y vas encontrando soluciones armoniosas.

Elegir vivir el ahora requiere un acto de perdón, pues necesitas estar despejado para entrar en el presente, y cada vez que decides soltar todo aquello que no te da paz y que te retiene en el pasado, estás perdonando.

Practicar el perdón es abrirte camino en el presente. Cada drama pasado que dejas ir, es un paso hacia el ahora.

Al dejar ir resentimientos, temores y culpas, te conectas con tu Ser Interior, tu mente se abre y se dispone a experimentar sentimientos y pensamientos renovados, felices y amorosos.

Acceder al presente es encontrarte con la verdad de tu Ser y recordar que siempre y a cada instante puedes elegir vivir un nuevo momento libre de los límites pasados.

¡Hoy decídete vivir en el aquí y el ahora!

Sólo en el presente tienes el poder de manifestar una grandiosa realidad.

Vivir en el presente es siempre tu elección.

Vuelve al presente  

«Los milagros ocurren espontáneamente

como expresiones del amor.

El milagro real es el amor que los inspira.

En ese sentido todo lo que viene del amor es un milagro.»

-Un Curso de Milagros- 



Deja tus comentarios aquí: