¿Y si le pones más de esta palabra a tu vida?

Hace algunos días estaba conversando con un amigo de lo complicado que es nuestro estilo de vida actual, y me di cuenta de lo poco que usamos la palabra “feliz” para describirlo. Es muy raro escuchar a alguien decir que es completamente feliz, o que está feliz con su vida. ¿Tú lo dices a menudo? Yo, la verdad, sólo recientemente.

Creo que es muy injusto que vivamos nuestras vivas sintiéndonos apenas “bien”, cuando en realidad deberíamos estar felices. Por eso hoy quiero compartir contigo cuatro formas muy sencillas, pero también muy efectivas, de aumentar tu felicidad casi instantáneamente, para que a partir de ahora hagas que tu vida sea cada vez más feliz.

1. Expresa Agradecimiento

¿Existen personas en tu vida a las que aprecias mucho y que son o han sido importantes para ti? ¡Seguro que sí! Pues llámales o escríbeles una carta o mensaje y diles lo mucho que les aprecias. En una investigación se encontró que las personas que hacen esto aumentan su felicidad de forma inmediata (puedes ver el video aquí)

2. Haz un acto aleatorio de amabilidad

La próxima vez que salgas a la calle, mantente pendiente de lo que ocurre a tu alrededor, y ten un gesto amable con algún extraño. ¡Todo cuenta! desde el típico ayudar a la abuelita a cruzar la calle, hasta abrirle la puerta a alguien, ceder el puesto en el autobús, o ayudar a la señora con las bolsas del mercado. Te aseguro que si prestas atención encontrarás montones de oportunidades para ser amable con alguien, y hacerlo te hará más feliz (pruébalo y verás).

3. Conecta

Cultiva tus relaciones sociales y familiares, ¡incluso si son a distancia! Las investigaciones muestran que cuanto más sólidas y estables son nuestras relaciones con amigos y familiares, somos más aptos para sobrellevar el estrés y superar las situaciones difíciles. ¿Sabías que esto además hará que vivas más tiempo? Tener relaciones saludables hará que tú también seas más saludable, así que haz esa llamada o programa esa visita que tienes pendiente desde hace tiempo.

4. Nutre tu Cuerpo

Cuando tu cuerpo tiene todos los nutrientes que necesita puede funcionar a su máximo potencial. Te sentirás con mayor energía y mejor estado de ánimo, y será más sencillo afrontar el día a día. Aumenta la cantidad de verduras que comes cada día y obtendrás vitaminas, antioxidantes y fibra que ayudarán a tu cuerpo a deshacerse del estrés y equilibrar tus hormonas. Además, te sentirás feliz de saber que estás haciendo algo bueno para tu cuerpo. Y para aumentar aún más los beneficios, aprovecha esa energía extra y haz aunque sea 5 minutos de ejercicio para una dosis inmediata de felicidad (con el ejercicio tu cuerpo libera dopamina, la sustancia que nos hace sentirnos bien).

Pues ahí lo tienes, cuatro consejos sencillos que aumentarán tu felicidad de forma instantánea. Y lo mejor es que no sólo te harán más feliz a ti, sino también a quienes te rodean. Prácticamente te convertirás en un multiplicador de felicidad por donde vayas, así que comienza hoy mismo a aplicarlos. Y si quieres saber más sobre cómo puedes ponerle más felicidad a tu vida, te invito a leer mi libro “Siéntete Diferente”, un álbum de vida para guiarte hacia la verdadera felicidad (más información en http://www.sientetediferente.com ).



Deja tus comentarios aquí: