Y también se ve en la oscuridad

Los motivos de la mente dejan de ser un misterio para un corazón abierto sin temor a “ver”.

Nadie dijo que sería sencillo. Tampoco tiene que ser tan complicado. Basta con “ver” y aceptar las cosas tal y como son como podrás comprobar realizando los registros sugeridos en los artículos anteriores: ¡Pinocchio se vuelve un niño de verdad! y Tu vida cambia y se transforma constantemente.

Las emociones no son como una piñata a la que hay que caerle a palos para vaciarla y luego seleccionar indiscriminadamente aquellas que te parecen apropiadas apartando a conveniencia y con desdén otras menos favorecedoras detrás de tus máscaras pretendiendo que se esfumen con sólo ignorarlas. Y si por conciencia decides hacerte cargo de ellas son sometidas a duros escrutinios, terapias y tratamientos para aniquilarlas a toda costa como si de una plaga se tratase.

¿Este es el tipo de “dominio” que manejas, mutilándote emocionalmente?

Las emociones, positivas y negativas, no son lo mismo que bueno y malo ni están relacionadas a ángeles y demonios ni tampoco crean caridad o tiranía. No existe tal cosa para el espíritu o Yo superior.

Las emociones impregnan tu ser con una sensibilidad cuyo registro de tonos variopintos te dan la posibilidad de expresar quién eres. ¿Eres consciente de los aspectos de tu carácter, de las fortalezas y las debilidades que conforman tu sensibilidad particular?

No más maltrato, respeta tus emociones, valora lo que te trasmiten y hacen de ti.

Como le diría Peppe Grillo a Pinocchio: “… a veces las cosas malas se vuelven buenas y las cosas que parecían ser buenas resultan ser malas…”.

Aprender desde la plataforma de lo “positivo” sin dolor ni sufrimiento es relativo y cuestión de perspectiva y vivir en el bienestar es un estado de ánimo que se alcanza cruzando el túnel del desconocimiento descubriendo genuinamente a cada paso un poco más sobre ti mismo ya que desde ahora tus actos son manipulados por tu voluntad y la de nadie más. Tu decides.

Haz una lista con las actividades en las que te destacas gracias a que posees tal o cual capacidad emocional y haciendo uso del registro de pensamientos/emociones que estamos realizando pesca cuáles emociones “negativas” han sido detonantes en tu desarrollo y cómo te han influenciado: ¿te han destruido o te han construido? Diferéncialo. ¿Qué aportan a tu auto descubrimiento?

El concepto de bueno o malo se transformará ya para siempre y tu vida dará un vuelco al saber que también se ve en la oscuridad y que vislumbrar la luz al final del túnel ya no es menester fundamental.

Sabes que eres luz multicolor alumbrando tu sendero en el acto más significativo en la vida de un guerrero: el dominio de sí mismo.



Deja tus comentarios aquí: