¿Ya sabes cambiar un pañal?

¿Ya sabes cambiar un pañal?

Cuando estamos embarazadas y más aún si es nuestro primer embarazo, son muchas las preocupaciones que vienen a nuestra mente. Desde el primer momento comenzamos a pensar si será parto normal o cesárea, si vendrá con salud o no, ¿será un niño muy llorón o tranquilo?, ¿cambiará un hijo en la casa mucho el estilo de vida con mi pareja?, ¿será que él podrá soportar el cambio?, ¿será que yo podré soportar el cambio?

La lista de preocupaciones podría seguir y seguir y les aseguro que todas han pasado por mi cabeza. Cuando le comento a mi esposo una de estas preocupaciones, un grupo de ellas o todas al mismo tiempo, el sólo responde: «¿Ya sabes cómo se cambia un pañal?». En ese momento respiro profundo y comprendo que hay que ir poco a poco, que no tenemos todas las respuestas a estas preguntas y no las vamos a tener hasta que sucedan, y en ese momento sabremos cómo vamos a reaccionar.

Cuando las preocupaciones regresan, aplico una de las siguientes tácticas para relajarme:

Una caminata de 15 minutos diarios: al final del día, o en el momento en que te sientas más estresada, una caminata tranquila,  ayuda a relajar la mente. Eso sí, cuando estés caminando concéntrate en la respiración y observa todo lo que hay a tu alrededor.

Clases de yoga prenatal: en internet seguro podrás conseguir un centro especializado en clases de yoga prenatal en tu ciudad. Siempre consulta con tu médico antes de comenzar cualquier tipo de ejercicio, pero por lo general la yoga es bastante recomendada y en un centro especializado, te darás cuenta de las clases son bien sencillas y relajantes. Además este es el momento perfecto para compartir con otras mamás, escuchar consejos, y darte cuenta que no eres la única que está embarazada y que todas pasamos más o menos por lo mismo. Incluso puede haber otras más estresadas aún, lo cual puede ser un alivio.

Arreglar la casa, limpiar los closet, y sacar las cosas que ya no vamos a utilizar más: necesitas en vez de preocuparte en qué lugar de la casa vas a guardar las cosas del bebé, comenzar a sacar todo lo que no vas a necesitar. Guardar toda la ropa de tu closet que sabes que no te va quedar por lo menos en los próximos 12 meses. Eso ayudara a despejar en la casa lugar para el nuevo miembro de la familia.

Elabora una lista de las cosas más esenciales que van a necesitar para el cuidado del bebé como: pañales, cremas para el cuidado de su piel, las toallitas, sus paños, sus jabones; e ir seleccionando junto con tu pareja qué cosas quieren y cuáles no. El bebé no necesita cosas costosas, sólo necesita cosas donde este seguro y cómodo.

Si nada de lo anterior resulta y aún estás estresada, llama a tu mamá, a una hermana, una amiga, a otra mujer que está embarazada. Incluso en internet, en las páginas de información sobre el embarazo, hay foros, donde puedes conectarte y intercambiar ideas con otras futuras madres.

No nacimos con un manual de cómo ser madres, ni nuestras madres tampoco lo tuvieron y aquí estamos, y ellas ni siquiera tenían internet, así que seguro nosotras estaremos mejor.

Las dejo, voy a  ver un video en youtube sobre “cómo cambiar un pañal».



Deja tus comentarios aquí: