Yoga para trascender nuestros límites

Uno de los principios del Yoga es: “Esfuérzate sin forzar”. Cuando hacemos las diferentes posiciones corporales en la práctica, nuestra mejor protección es nuestra consciencia sincera y sensible.

Querer traspasar nuestros propios límites de manera impositiva nos conducirá a la ampliación de los mismos. Es decir, por ejemplo: si tu articulación te dice “hasta aquí”, la debes escuchar y permanecer allí con suavidad para que ella entienda tu trabajo y te permita crecer en él. Así expandirás tus límites de forma natural.

Ten siempre en cuenta tu estado mental, emocional y espiritual, porque ellos pueden ampliar o reducir tu capacidad tan fácil como lo hace tu cuerpo.

El Yoga busca que se produzca una relajación profunda en cada nivel de nuestro ser. Esto permite que madure todo nuestro potencial, que nuestra naturaleza se exprese sin trabas.

La tensión es tan omnipresente en nuestras vidas, está tan arraigada en nuestro interior, que ni siquiera notamos la mayor parte de ella.

En nuestra cultura tendemos a engañarnos con las formas fatuas de relajación, como: el alcohol y la televisión… Sin embargo, estas formas de relajación son superficiales y momentáneas. Para liberarnos de las tensiones de manera permanente y cónsona, se requiere la realización de un esfuerzo sensato. La relajación es un arte, que al igual que todos los artes sólo se da mediante la profundización.

El Yoga es un esfuerzo constructivo y energizante, lo opuesto a los esfuerzos destructivos y agotadores.

Si te mantienes de forma constante en tu práctica de Yoga, aprenderás el arte de hacer esfuerzo sin esfuerzo.

Practica Yoga hoy y todos los días y mejora tu vida.



Deja tus comentarios aquí: