Zinc, no solo en techo sino también en tu cuerpo

Zinc, no solo en techo sino también en tu cuerpo

Por lo general cuando oímos la palabra “Zinc” muchos de nosotros nos imaginamos un metal plateado y brillante, es difícil a veces pensar que las mismas moléculas que forman algo que puede formar parte de una estructura arquitectónica pueden estar dentro de nuestro cuerpo. Pero la realidad es que el Zinc tiene funciones en nuestro organismo mucho más profundas de lo que nos podemos imaginar.

Es un mineral esencial, lo cual quiere decir que debemos obtenerlo de manera extrínseca ya sea con los alimentos o a través de la suplementación. Es un elemento estructural importante en muchas proteínas como las enzimas, funciona como cofactor en muchas reacciones bioquímicas y como molécula señaladora. Regula el funcionamiento de diversos sistemas en el cuerpo humano como el reproductivo, cardiovascular y nervioso. Una de sus funciones principales radica en el funcionamiento del sistema inmune, ya que juega un papel importante en la proliferación, diferenciación y maduración de muchas células de defensa; también es un importante regulador de la inflamación. Se ha observado que personas con condiciones inflamatorias crónicas como hipertensión, obesidad y diabetes tienen tendencia a presentar déficit de Zinc, y esto a su vez se ha comprobado que expone a los pacientes a ser predispuestos a infecciones como el sarampión, malaria, tuberculosis, neumonía e inmunodeficiencia adquirida.

Hoy en día debido a la pandemia causada por el virus SARS-COVID19 se ha tomado un interés particular en las propiedades del zinc, y el motivo de esto se remonta a años atrás, ya que en varios estudios se ha comprobado la efectividad antiviral del zinc contra diversos tipos de virus respiratorios. Se ha visto que disminuye la entrada de partículas virales dentro de las células y que suprime la división del virus causante del resfriado común. En una revisión sistemática publicada en la base de datos de Cochrane se demostró una reducción significativa en la duración de los síntomas del resfriado común en personas que fueron tratadas solo con zinc vs las personas que no fueron tratadas, resultando en la recomendación del acetato de zinc como tratamiento coadyuvante en las enfermedades respiratorias.

Sabemos que una de las maneras principales en las cuales actúa el coronavirus es causando inflamación tanto a nivel local en el pulmón como a nivel sistémico en el resto del cuerpo. El zinc al ser un modulador de la inflamación puede regular esta respuesta viral y se ha propuesto que de esta manera podría disminuir la gravedad de los síntomas. En estudios experimentales con el virus SARS-COVID se demostró que el Zinc en ciertas presentaciones inhibe la división del virus dentro de la célula, lo cual lo situó como un agente antiviral en estudio. Otra de las estrategias dentro de las cuales se plantea que funciona el Zinc es en la modulación de receptores de angiotensina a nivel pulmonar, los cuales son los mismos receptores que necesita el coronavirus para entrar a las células. Al estar regulados, la infección celular por parte del virus se haría más difícil, dándonos de cierta manera un tipo de protección.

En conclusión, todavía faltan muchos estudios que impliquen este maravilloso mineral, pero incorporarlo en nuestro día a día es una buena estrategia para fortalecer nuestra inmunidad y protegernos tanto contra el coronavirus, como contra otro tipo de virus respiratorios.

Dra. Gala Godoy Brewer
Embajadora NutriWhite

REFERENCIAS

1. Prasad AS: Discovery of Zinc for Human Health and Biomarkers of Zinc Deficiency. In: Molecular, Genetic, and Nutritional Aspects of Major and Trace Minerals. Collins JF (ed). Academic Press, Cambridge, pp241 260, 2017.

2. Wessels I, Maywald M and Rink L: Zinc as a gatekeeper of immune function. Nutrients 9: 1286, 2017.

3. Zhang L and Liu Y: Potential interventions for novel coronavirus in China: A systematic review. J Med Virol 92: 479 490, 2020.

4. Mehta P, McAuley DF, Brown M, Sanchez E, Tattersall RS and Manson JJ; HLH Across Speciality Collaboration, UK:
COVID 19: Consider cytokine storm syndromes

5. te Velthuis AJ, van den Worm SH, Sims AC, Baric RS, Snijder EJ and van Hemert MJ: Zn(2+) inhibits coronavirus and arterivirus RNA polymerase activity in vitro and zinc ionophores block the replication of these viruses in cell culture. PLoS Pathog 6: e1001176, 2010.

6. Chilvers MA, McKean M, Rutman A, Myint BS, Silverman M and O’Callaghan C: The effects of coronavirus on human nasal ciliated respiratory epithelium. Eur Respir J 18: 965 970, 2001.

Foto creada por stockking – www.freepik.es



Deja tus comentarios aquí: